Corte Suprema ratifica fallo que condenó a clínica y a pediatra a indemnizar por muerte de recién nacido en Talca

CorteSupremaChileLa Corte Suprema confirmó la resolución que ordenó a la Clínica del Maule y a médico pediatra pagar una indemnización de $50.000.000 (cincuenta millones de pesos) a los padres de recién nacido que falleció, en mayo de 2005, por falta de atención en dicho centro de salud.

En fallo unánime (causa rol 10438-2013), la Primera Sala del máximo tribunal –conformada por los ministros Nibaldo Segura, Patricio Valdés y Carlos Künsemüller; además de los abogados integrantes Víctor Vial y Raúl Lecaros– rechazó el recurso de casación presentado en contra de la sentencia de la Corte de Apelaciones de Talca, la que determinó que la clínica y el médico pediatra Luis Jaime Gaete deben pagar la indemnización a los padres de Esteban Unda Morán, quien murió el 19 de mayo de 2005, a las pocas horas de nacer.

La sentencia confirma la responsabilidad de la clínica por falta de servicio al retrasar y condicionar la atención del menor, el que finalmente falleció en el hospital de Talca.

“La responsabilidad extracontractual de la Compañía demandada comienza con el ingreso a sus dependencias del equipo médico que atendió a la madre del recién nacido, pues ello importa que la clínica “acepta” que los prestadores de servicio en referencia, atiendan a sus pacientes en las instalaciones de la demandada; luego, agregan, si la clínica aprovecha y se posesiona comercialmente en el mercado de la salud privada con el prestigio y calidad de los prestadores médicos que atienden en ella, resulta del todo lógico que también asuma la responsabilidad por las negligencias, descuidos, y pericias y actos ilícitos que ellos cometen”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que “la omisión culpable de la Compañía demandada consiste en que, pese a los infructuosos llamados telefónicos sin resultado al otro demandado y pediatra tratante, no procedió a consultar con la celeridad que el caso ameritaba, a otro profesional de la especialidad, pues no consta que la clínica mantenga un pediatra de turno con la finalidad de que la situación del recién nacido no se siguiera agravando en el curso de la tarde. Muy por el contrario, añaden, sólo vino a adoptar esa decisión aproximadamente a las 18:20 horas, siendo atendido el recién nacido por el profesional Juan Benavides, esto es, después de tres horas de comenzada la cianosis generalizada que le afectaba, misma que aumentó en el transcurso de la tarde, haciéndose durante la noche irreversible, no obstante los cuidados médicos otorgados en el Hospital Regional de Talca, provocándose el deceso del infante”.

(Fuente: Poder Judicial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s